Cuánto Importa Realmente el Último Año para las Admisiones a la Universidad?

Cada preparatoria ha experimentado — una tarde noche dedicado a estudiar para un examen o completar un proyecto que probablemente no debería haber postergado por tanto tiempo, el ojo derecho de contracciones con agotamiento, reloj llamativo de la medianoche. Te preguntas: ¿vale la pena?

Como senioritis reclama a tus compañeros de clase uno por uno, es tentador sucumbir también. Pero, ¿cómo afecta exactamente su rendimiento en su último año a sus posibilidades de admisión a la escuela de sus sueños? ¿Qué otras consecuencias no deseadas pueden resultar de tomárselo con demasiada facilidad? Siga leyendo sobre la importancia de su último año.

Cómo afecta su Solicitud el Último año

Podría pensar que, debido a que sus solicitudes se envían tan temprano en el año escolar, sus calificaciones del último año no pueden importar tanto; después de todo, las solicitudes de muchas escuelas deben presentarse en noviembre, incluso antes de que se finalicen las calificaciones para su primer semestre.

En realidad, las calificaciones de último año (al menos para el primer semestre) pueden pesar bastante en la evaluación de su solicitud por parte de adcom. Por ejemplo, el sitio web de Princeton dice lo siguiente sobre las calificaciones de último año:

Es importante que continúe sobresaliendo en sus clases durante su último año de escuela secundaria. Si es admitido, se le pide a su consejero que nos envíe sus calificaciones finales para el último año con el Informe Final. La admisión está condicionada a que completes con éxito el último año.

Incluso si la fecha límite para la solicitud de una universidad es antes de la finalización de las calificaciones para el primer semestre, las universidades generalmente requieren un informe de mitad de año para cada estudiante que incluya sus calificaciones finales para el primer semestre. Si sus calificaciones bajan significativamente o toma una carga de cursos notablemente más liviana, esto puede dañar sus posibilidades de admisión de una manera seria.

Esto es cierto no solo para las calificaciones, sino también para la participación extracurricular. No ignore sus responsabilidades como presidente del club o capitán del equipo; de hecho, el último año es un buen momento para sobresalir en todos sus roles de liderazgo, ya que puede ayudarlo a obtener recomendaciones brillantes o recopilar elogios impresionantes justo a tiempo para agregar a su solicitud. Incluso si califica para la competencia estatal para debate o es nombrado MVP de su equipo deportivo más adelante en el año, aún puede enviar actualizaciones a las universidades por correo electrónico o a través de portales de admisión.

La importancia del Segundo semestre

El primer semestre generalmente no es cuando la senioritis es más propensa a aparecer; en realidad, son los meses de primavera (cuando quedarse despierto después de las 10 pm para terminar su tarea parece físicamente imposible) los que son los más peligrosos para el promedio general de un estudiante de último año. Incluso si reúne la motivación para ganar el semestre de otoño de A, una vez que ya haya sido aceptado en la universidad, es posible que no valga la pena dedicar toda la noche a mantener sus calificaciones altas.

Sin embargo, obtener una carta de aceptación no es una garantía de que se te permita estudiar en el campus en otoño. Además de los informes de mitad de año, los consejeros también envían informes de fin de año de la universidad que incluyen sus calificaciones del segundo semestre.

Si la dificultad de su carga de cursos y su promedio de calificaciones no están a la par con su rendimiento anterior en la escuela secundaria, su oferta de admisión puede ser rescindida; esencialmente, la escuela lo «rechaza». La escasa participación extracurricular y los problemas disciplinarios también pueden resultar en la rescisión de la admisión.

Salirte de la Lista de espera

Si has estado en la lista de espera de tu universidad de primera elección, cerrar tu último año con fuerza, tanto en actividades académicas como extracurriculares, es tu mejor opción para convertir una carta de lista de espera en una carta de aceptación.

Al seleccionar estudiantes de la lista de espera, los comités de admisión buscan estudiantes que estén extremadamente interesados en matricularse y que estén más calificados para asistir a la escuela en cuestión. Si dejas el último año, estás enviando un mensaje de que a) no estás particularmente preocupado por salir de la lista de espera, y b) no estás listo para manejar los desafíos académicos y extracurriculares de la universidad.

Un buen desempeño durante su segundo semestre es especialmente crucial para ceñir esos lugares de la lista de espera. Si se relajó en el primer semestre, eso podría haber tenido en cuenta la decisión de adcom de colocarlo en la lista de espera en primer lugar, y reafirmar su dedicación a lo académico y sus actividades extracurriculares mostrará que está listo y es capaz de tener éxito en su institución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.