¿Qué son esos Cristales en el extremo de un Corcho?

Cristales de vino: Diamantes de vino

En ocasiones, cuando se abre una botella de vino
, notará un depósito cristalino que parece un racimo de
sal gruesa en el fondo de la botella o posiblemente reluciente al final de
el corcho. Los cristales transparentes en forma de diamante que se encuentran en el vino son bitartrato de potasio
en forma cristalina. Esto es básicamente lo mismo que la crema
de sarro en la despensa de tu cocina.

Los ácidos principales que se encuentran en
las uvas, y por lo tanto el vino, son los ácidos tartárico y málico. Estos ácidos son producidos por
la uva a medida que se desarrolla. El potasio también existe naturalmente en las uvas. Cuando el vino
está en condiciones frías, el ácido tartárico y el potasio se unen.
El matrimonio produce cristales de bitartrato de potasio (KHT): diamantes de vino.
son completamente inofensivos y bastante naturales. En Europa
estos diamantes de vino se aceptan como una señal de que el vino es natural. A
muchos de estos diamantes son incluso apreciados. Los estadounidenses, sin embargo, están acostumbrados al vino
sin los cristales.

La bodega, para cumplir con las expectativas de los consumidores
, obliga a una pre-cristalización en la bodega. Este proceso
se denomina «estabilización en frío». ¡Es mejor que el vino! El vino
se enfría hasta justo por encima de la congelación; generalmente de 21º a 23º F. Se mantiene
a esta temperatura durante aproximadamente dos semanas. Durante ese tiempo, el KHT se forma
en el vino. Para eliminar todo el KHT, el vino se filtra a
esta temperatura fría. El KHT, y una gran cantidad de otras cosas, se eliminan del vino
a esta temperatura fría. Durante esta manipulación, el vino también se satura con oxígeno
. Eso es un no-no. Después de la filtración en frío, el vino es
y luego pasa por un intercambiador de calor para llevarlo a la temperatura de la bodega. Pero el vino
ahora debe rociarse con gas nitrógeno para eliminar el oxígeno, y nuevamente, algunos
otros compuestos aromáticos. Cualquier enólogo que haya probado un vino antes y
después de la «estabilización en frío» quiere llorar. Si el enólogo es paciente, esta misma eliminación
de KHT se producirá durante un período de tiempo más largo a temperatura de bodega.
La mayoría de los vinos tintos que se dejan en barricas durante 12 meses o más no están sometidos a este abuso
. Algunas bodegas no quieren que ninguno de sus vinos se «estabilice en frío»
de manera apresurada. ¡Bravo!

Entonces, maravillémonos con estos pequeños diamantes de vino
. Si tiene suerte de encontrarlos, levante su copa y disfrute del vino
con la seguridad de que este vino se ha manejado de la manera más natural y suave posible y se le ha permitido alcanzar la más alta calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.